Prenden fuego a un rio en Australia para demostrar los efectos del “fracking”

La superficie del agua apenas tarda en incendiarse un segundo. Un grupo de ecologistas, liderado por el diputado de los Verdes en el parlamento australiano, Jeremy Buckingham, se embarca en el río Condemine. Su objetivo es comprobar la veracidad de un reciente estudio que afirma haber encontrado gas metano en sus aguas. Cuando acerca el encendedor al río, el área de agua a su alrededor se prende fuego, que borbotea pasados unos minutos.

A apenas un kilómetro de distancia se extrae petróleo a través del ‘fracking’ y se produce gas natural a través del carbón. El río contiene metano desde 2012, pero las consecuencias no habían resultado tan gráficas como hasta ahora.

 

Deja un comentario